fbpx

Muchos de nosotros hemos recurrido en un momento determinado a la cafeína para rendir un poco más en nuestros entrenamientos.
La razón es muy sencilla: de tanto en cuanto necesitamos un pequeño
empujón, de ahí que recurramos al cafelito o incluso a una bebida
energética con alto contenido en cafeína.

En caso de que tu
objetivo sea mejorar tu rendimiento, está demostrado que la cantidad
correcta mejora sustancialmente la fuerza y potencia. Ahora bien, es
posible que un solo café no te haga nada. En ese caso, puedes aumentar
la cantidad de cafeína o bien dejar de consumirla: no te sirve para
mucho más que ensuciarte los dientes.

Si analizamos los estudios
publicados descubrimos que los consumidores no habituales de cafeína
comienzan a notar una mejora del rendimiento a partir de 3mg/kg de
cafeína. En otras palabras, para que una persona de 70Kg aumente su
rendimiento necesita ingerir 210mg una hora antes del entrenamiento.
Para que te hagas una idea, y de paso calcules si te compensa, un café
espresso contiene entre 80 y 100mg.

Si entrenas tarde y el
consumo de cafeína te afecta al sueño, te recomiendo que consumas 2
gramos de Vitamina C después de entrenar. Además de ser un buen
antioxidante, te ayuda a metabolizar mejor y más rápido la cafeína,
disminuyendo el efecto que provoca el insomnio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad