El MSM se origina en el océano y es fuente primaria del Azufre
bio-disponible, el cual se pierde de nuestros alimentos, por el
procesamiento, cocinado, deshidratación o preservado. El MSM es un
nutriente importante (no es considerado una droga o medicamento). Es
requerido por el cuerpo para el mantenimiento de tejidos conectivos
saludables para una apropiada función enzimática y balance hormonal,
conjuntamente con un adecuado funcionamiento del sistema inmune.

Debido a que el Azufre bio-nutricional juega un papel importante en
estas y otras funciones saludables del cuerpo, se ha visto que el aporte suplementario de MSM mejora muchos problemas de salud, tales como:
Alergias, Asma, Enfisema, Artritis, Dolores de Cabeza (migraña),
Problemas cutáneos, Problemas Estomacales, Problemas del Tracto
Digestivo y Circulación.

El MSM incrementa la permeabilidad en la pared celular, permitiendo al
agua y los nutrientes fluir libremente al interior de la célula y al
mismo tiempo permitir apropiadamente fluir al exterior los desechos y
toxinas. Los tabiques de construcción del cuerpo son los aminoácidos,
son todos unidos mediante estos compuestos a base de Azufre y juegan un
papel muy importante en la producción de hormonas y enzimas que regulan
todas las actividades corporales.

El MSM y la vitamina C
son usadas conjuntamente por el cuerpo para la producción de células.
Sin el MSM las células nuevas no serían permeables y la osmosis sería
impedida. Dichas células pierden su flexibilidad, como un tejido en una
cicatriz, arrugas, venas varicosas, arterias endurecidas o los tejidos
pulmonares dañados de una persona con enfisema.

El MSM es un tipo de azufre biológicamente compatible al ser humano, no es tóxico y se puede asimilar fácilmente. Algunas formas de minerales, particularmente los minerales inorgánicos son absorbidos muy pobremente. El Azufre orgánico
en el MSM es extremadamente bien absorbido. Administrado oralmente, una
porción de MSM recubre los sitios receptores de la membrana mucosa,
mientras que el resto es absorbido al torrente sanguíneo.
La
permeabilidad celular permite al MSM penetrar rápidamente a través de
las paredes celulares así como las fracciones sub-celulares.

El MSM produce grandes beneficios a las personas que padecen de procesos
inflamatorios y deformaciones como la artritis y la osteoartritis, ya
que les proporciona el azufre necesario para la regeneración del tejido
conectivo y del colágeno que facilitan la movilidad y normal
funcionamiento de las articulaciones. Los resultados se pueden observar a
las 2 ó 3 semanas de uso.

El MSM es un producto seguro y compatible con los tratamientos usados
tradicionalmente para combatir la artritis y la osteoartritis. El Metil Sulfonil Metano, que es como se le conoce, se encuentra en forma natural en algunos alimentos de consumo diario como el pescado, el huevo, col, Brócoli, ajo etc. sin
embargo la cantidad de azufre obtenida por este medio es muy pequeña y
no alcanza a cubrir los requerimientos diarios de nuestro cuerpo.
El MSM puede ser consumido por adolescentes y adultos.

Aquellas personas que padezcan deformación o dolor en las
articulaciones y deseen mejor resultado, se les recomienda combinar el
MSM con GLUCOSAMINA SULFATO, ya que ésta última es también una sustancia
muy recomendable para aminorar las molestias y acelerar la regeneración
de tejidos y cartílago dañados.

BENEFICIOS:

  • Ayuda a la regeneración del tejido conectivo
  • Previene Artritis y Reumatismo
  • Evita el desarrollo de alergias
  • Evita a tener uñas y pelo quebradizo
  • Mejora el sistema inmunológico
  • Evita el Acné y la falta de memoria
  • Mejora la producción de aminoácidos no esenciales y hormonas como la insulina.
  • Personas con dolor en las articulaciones.