fbpx

Se acerca la navidad y con ella los diferentes compromisos
familiares con sus comidas. En estos casos si no hacemos nada no es nada raro acabar
el año con un par de kilos de grasa de más, pero podemos adoptar algunas
estrategias de control de daños que reducirán esta ganancia de grasa o puede
que incluso no ganemos nada de grasa durante las fiestas.

No planteo con esto hacer un artículo extensivo acerca de
todos los por qué de cada cosa, sino dar directamente las diferentes
estrategias que podemos adoptar, para utilizarlas según nos convenga.

 

Estrategias de control de daños navideños

  • El día de la comida, prueba a eliminar todos los
    carbohidratos y a minimizar o incluso a eliminar el consumo de grasas ese día,
    consumiendo básicamente proteína + verduras.
  • Si queremos algo un poco más hardcore, podemos realizar un
    ayuno durante todo el día el cual romperemos con la cena navideña, normalmente
    si eres un usuario de esteroides, es mejor tomar pequeñas porciones de proteína
    durante el día por razones obvias.
  • También se puede realizar un protocolo tipo descarga +
    carga, durante unos días, digamos unos 3 días estaremos con una dieta low-carb
    y entrenamientos depletorios y cardio y el día de la carga será la comida
    navideña, centrándonos durante esta en alimentos altos en carbohidratos para
    conseguir una máxima reposición del glucógeno muscular, para el que no lo sepa,
    si nuestros depósitos están lo suficientemente vacíos, seguiremos quemando
    grasa para obtener energía y absolutamente todos los carbohidratos que consumamos
    pasarán a ser utilizados para reponer el glucógeno muscular perdido.
  • Podemos utilizar productos “quemagrasas” antes y después de
    la comida navideña, como cafeína, yohimbina, sinefrina, clembuterol… para
    minimizar un poco el impacto negativo.
  • También recomiendo encarecidamente el uso de metformina unos
    30 minutos antes de la cena navideña y si la usamos, debemos de intentar
    minimizar al máximo el consumo de alcohol y grasas en medida de lo posible. No
    recomiendo exceder los 1000 miligramos para evitar problemas intestinales tales
    como una diarrea.
  • Podemos estar durante 5-7 días previos a la cena navideña en
    un ligero déficit calórico con algo de ejercicio aeróbico extra para perder
    algo de peso durante estos días, la razón de esto es más que obvia.

Resumiendo

Esto no son más que algunas ideas básicas que puedes adoptar
para controlar los daños colaterales de las cenas navideñas, aunque el mejor
consejo que te puedo dar es que te controles, es una comida navideña, no una competición
de come hasta reventar.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad