fbpx

Se suele ver el uso de aspirina en combos quemagrasas formados con beta-agonistas y cafeína, aquí una explicación de cuál es la función de este fármaco en el combo.

  • La cafeína atraviesa rápidamente la barrera BBB, por lo que se
    alcanzan rápidamente las concentraciones deseadas de este elementos,
    cuando se absorbe, se une a los receptores de adenosina en el
    cerebro, por lo que los ocupa y esto provoca que haya más adenosina en
    sangre libre, provocando un aumento de energía, reduciendo los síntomas
    de cansancio y somnolencia, etc…
  • Además estimula la secreción de catecolaminas (gracias al
    antagonismo que provoca sobre los receptores de adenosina, hace que la
    pituitaria segregue más adrenalina/epinefrina), que junto a nuestro
    sistema nervioso estimulado aumenta la frecuencia cardíaca y aumenta la
    oxidación de ácidos grasos para obtener energía, por lo que se utilizará
    menos glucógeno muscular durante el ejercicio físico.
  • Este punch de energía más el aumento de la lipolisis, provoca que
    podamos entrenar de manera más intensa y durante más tiempo, quemando
    así más calorías.
  • Como sabréis, el principal mecanismo de actuación de las
    catecolaminas para incrementar la combustión y utilización de ácidos
    grasos es su capacidad de unirse a los receptores adrenérgicos, más
    concretamente a los beta-2.
  • Cuando estos receptores se activan, nuestros niveles de adenosín
    monofosfato cíclico aumentan (cAMP) incrementando por ende la actividad
    de la hormona sensitiva lipasa (HSL), todo esto incrementa la oxidación
    de grasas.
  • Ahora tenemos el problema de que las fosfodiesterasas son capaces de
    desglosar el cAMP, anulando así los efectos quemagrasas de esta
    activación de receptores, mediante el uso de metilxantina como la
    cafeína o la forskolina, podemos inhibir/bloquear la actividad de estas
    fosfodiesterasas, prolongando y mejorando así los efectos de nuestra
    toma de cafeína.
  • Y por último aquí entraría el rol de la aspirina, la prostaglandinas
    y la adenosina son inhibidores presinápticos de los nervios simpáticos
    por lo que son capaces de inhibir la secreción de noradrenalina además
    de la adrenalina (debemos de tener en cuenta que la cafeína es capaz de
    antagonizar a la adenosina, por lo que esto ya lo tenemos cubierto).
  • La enzima que se encarga de sintetizar las prostaglandinas esa la
    isoforma 1 de la ciclooxigenasa, por lo que podemos utilizar substancias
    como la aspirina, ibuprofeno, diclofenaco… que actúan inhibiéndola.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad