Con el uso de los GWAS, se han podido ir identificando innumerables genes potencialmente asociados a la clasificación del IMC, la obesidad y la distribución de la grasa corporal, además, varios de los polimorfismos asociados con estos genes candidatos han ido siendo vinculados a vías metabólicas relacionadas con el efecto térmico de los alimentos, la […]
Para acceder a este post, debes adquirir Suscripción mensual, Suscripción Anual o Suscripción trimestral.