Gran parte de las personas tienen un concepto erróneo sobre los
suplementos quemagrasas, piensan que son una especia de “pócima mágica”
que la tomas y empiezas a perder grasas como por arte de magia sin hacer
ningún esfuerzo físico.


Pero los quemagrasas por sí sólos no ayudan a perder la grasa, sino que
sólo cumplen su cometido dentro de un contexto general en el que se den
otros factores (dieta y ejercicio).




De hecho, la mayoría de quemadores de grasa cuentan con muchos
ingredientes cuyo efecto principal se consigue con la práctica
deportiva.


¿Cómo actúan los quemagrasas?


Los suplementos quemagrasas, incluyen en sus fórmulas una mezcla de
ingredientes (normalmente suele ser cafeína u otros estimulantes,
extractos de plantas, vitaminas y minerales) cuya acción sinérgica
favorece la pérdida de tejido graso a través de varios mecanismos:


  • Disminuyendo el apetito

  • Movilizando la grasa almacenada

  • Aumento la energía y el estado de alerta

  • Acelerando el metabolismo

  • Aumentando la termogénesis

  • Ayudando a regular el azúcar en sangre

  • Ayudando a eliminar el exceso de líquidos

Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, los quemadores de grasa no hacen milagros, por sí solos no sirven para nada.

No son ningún sustitutivo de la práctica deportiva ni de una dieta
equilibrada, sino un complemento más que tomado antes de hacer deporte
ayuda a impulsar el rendimiento, mejorar la concentración y asegurar que
parte de la energía que el cuerpo utiliza procede de los depósitos de
grasa corporal.


Es por ello, que los quemagrasas no sólo ayudan a las personas que
buscan deshacerse de los kilos de más, sino que pueden ayudar a los
deportistas a mejorar su capacidad de trabajo al aumentar su rendimiento
físico al utilizar los depósitos de grasa corporal como combustible y
preservar el glucógeno muscular.



Efecto Termogénico


Los quemagrasas más efectivos para promover la pérdida de grasa son los que tienen acción termogénica.


Podemos definir a un termogénico como toda aquella sustancia que tiene
la capacidad de activar o acelerar el metabolismo y por consiguiente
aumentar la temperatura corporal, esto se traduce en pérdida acelerada
de grasa corporal, siempre y cuando se combine con dieta y un
entrenamiento adecuado.


Existen muchas sustancias que contienen estas propiedades, dentro de las
más importantes encontramos a la familia de las Metilxantinas, mismas
que están presentes en el café, té verde, guaraná o yerba mate entre
otras.



Esfecto Estimulante


Los suplementos quemagrasas, suelen incluir ingredientes estimulantes de la resistencia y del sistema nervioso central.


Los estimulantes del sistema nervioso central son sustancias que
permiten elevar el umbral de percepción de la fatiga, aumentando su
tolerancia y actuando como opiáceos de las ramificaciones nerviosas.


Otros compuestos favorecen la resistencia al incrementar por diversas
vías la utilización de los ácidos grasos de reserva, el tejido adiposo,
como fuente de energía y con ello prolongan la capacidad de rendimiento
pues ser preserva el glucógeno.


Entre los ingredientes estimulantes más conocidos, se encuentra la
Cafeína, Sinefrina, Té verde, Guaraná, Garcinia Cambogia, etc.



Efecto supresor del apetito


Si buscamos reducir la grasa almacenada, la dieta es la base por donde
debemos empezar. Dentro de esta, debemos de optar por una dieta
hipocalórico que se adapte a nuestras necesidades, es decir, debemos de
ingerir menos calorías que las que vamos a gastar.


Por ello, si buscamos reducir el cómputo total calórico, una forma de
llegar a ello sería reducir los alimentos que comemos, pero siempre
desde la concepción de que no podemos llevar este hecho al extremo.


Por ello, los suplementos quemagrasas suelen incluir ingredientes que a
través de varios mecanismos ayudan a reducir el antojo por los alimento.


Dentro de los supresores del apetito más conocidos, se encuentra el
extracto de Hoodia, Extracto del mangostán (Garcinia cambogia),
picolinato de Cromo, etc.



Efectos lipolítico


En este apartado se incluyen los ingredientes capaces de acelerar la
utilización de los depósitos de grasa como fuente de energía, y por
consiguiente su eliminación.


Los lipolíticos también se llaman “movilizadores de grasas” ya que
provocan que mayor cantidad de ácidos grasos sean liberados de su
adipocito y llevados hacia la parte de la célula donde se produce su
posterior conversión en energía.


Este tipo de ingredientes suelen ser útiles para aquellas personas que
buscan perder peso y para fomentar el rendimiento puesto que al liberar
los ácidos grasos éstos se utilizan como combustible y aumentan la
capacidad de trabajo, a veces de forma muy sustancial.


Uno de los ingredientes lipolíticos más conocidos es la Carnitina.



Efectos diuréticos


En muchas ocasiones, ya sea por la genética de la persona o por llevar
unos hábitos de vida poco saludables, la persona tiende a acumular
líquidos y puede mostrar un aspecto que a primera vista puede suponer
que posee un alto porcentaje de grasa. Y luego, en la inmensa mayoría de
casos, no es así ya que ese exceso de peso es debido a una retención de
líquidos.


Por ello, muchos suplementos quemagrasas incluyen ingredientes con
efectos diurétcios que favorecen la eliminación de ese exceso de
líquidos y podamos continuar con la bajada de peso y mejora del aspecto.


Dentro de los ingredientes diuréticos más conocidos incluidos en las
fórmulas quemagrasas, encontramos la Cafeína, Cola de caballo, Diente de
león, Guaraná, Ortiga, Hinojo, etc.



Reguladores de la tiroides


Muchos de los quemagrasas, incluyen ingredientes que regulan a regular
la respuesta hormonal permitiendo que la función tiroidiana sea la
correcta, y motivando para que nuestro metabolismo actúe más
eficazmente.


Regular la función de la tiroides repercute en la bajada de peso, a
través de no acumular tanta cantidad de grasa y esta sea quemada en
lugar de depositada.


Entre los ingredientes que ayudan a mejorar la función de la tiroides
encontramos el Fucus, Cohos negro, Ortiga, Yodo o la Espirulina.



Potenciadores insulínicos


Los potenciadores insulínicos tienen un papel destacado en el
metabolismo del azúcar y de la insulina, aumentando la sensibilidad
celular hacia esta hormona, y de ahí en los procesos de energía.


Si estos ingredientes hacen que la insulina funcione mejor quiere decir
que la glucosa y los aminoácidos son absorbidos a un mayor ritmo por las
células, por lo tanto se dispondrá de más energía y materiales de
construcción, si éstos son precisos.


Por el contrario, si la insulina no es eficaz en su función, tanto la
glucosa como los aminoácidos no absorbidos pueden regresas al hígado
donde serán transformados en tejido graso. Los minelares Cromo y Vanadio
y el Ácido alfa lipoico son ingredientes que mejoran la función
insulínica.