Para un culturista principiante, la mayor parte del entrenamiento debe
ser realizada con pesos libres. Vivimos en una era tecnológica, y los
aparatos de ejercicio son proyectados y fabricados para trabajar cada
vez mejor. Pero tus músculos se diseñaron por evolución para superar la
fuerza de la gravedad más que para actuar contra la resistencia de la
máquina, de esa forma las mayores ganancias que obtendrás en el
desarrollo del tamaño y fuerza vendrán del entrenamiento con pesas,
usando mancuernas y barras; y no con los ejercicios en aparatos.


Levantar el cuerpo contra la gravedad, coordinar y equilibrar grandes
cantidades de peso le da una estructura y una calidad que un
entrenamiento relativamente ligero y de alta repetición solo no
proporciona. Una investigación indica que la producción de testosterona
es aumentada cuando se realiza ejercicios con pesos libres para los
grupos musculares grandes en que se utiliza y coordina varios grupos
musculares a la vez, como las sentadillas por ejemplo.

La producción de testosterona no aumenta similarmente con ejercicios de
aislamiento con pesos libres o entrenando los músculos en aparatos. La
testosterona es anabólica; y, con más testosterona en el sistema, te vas
a quedar más fuerte y puedes desarrollar los músculos mayores más
fácilmente.

Los pesos libres dan al fisiculturista experto la libertad de aislar
ciertos músculos y trabajar el cuerpo de varias formas creativas. Ellos
también permiten que las personas de diferentes alturas, pesos y
proporciones tengan un entrenamiento completo, aunque muchos aparatos
parezcan haber sido planeados solamente para satisfacer a aquellos que
representan el cliente “mediano”. Sin embargo los diferentes gimnasios
utiliza una variedad de aparatos diferentes, considerados como las
maravillas de la tecnología.

Concluímos entonces que un buen programa de entrenamiento debe incluir
no más que 30 o 40% de entrenamiento con aparatos. Ciertamente una
flexión tiene mejores resultados si se realiza con mancuernas o una
barra a causa de la manera que se puede aislar y estimular al bíceps;
pero sería difícil trabajar realmente un gran dorsal sin un aparato
específico, o trabajar tríceps sin cabos.