Hay una cantidad increíble de evidencia científica que
sugiere que la proteína de suero es la más beneficiosa de las proteínas
para el desarrollo de masa muscular. Existen muchas teorías por las
cuales el “suero” es la mejor opción:

  1. El suero es alto en aminoácidos de cadena ramificada
  2. El suero es particularmente rico en leucina 
  3. El suero se absorbe rápidamente y tiene una alta biodisponibilidad


La proteína de suero y la caseína son dos proteínas contenidas en la leche.

El suero es la proteína líquida resultante de la cuajada durante la elaboración del queso.


La proteína de suero viene en varias presentaciones, incluyendo el
concentrado, aislado e hidrolizado. El concentrado de suero está
básicamente sin procesar y contiene más colesterol, lactosa, grasa y
minerales, con una pureza de aproximadamente el 80%.



Un hecho poco conocido del concentrado de suero es que se deriva de
un proceso realizado a altas temperaturas, el cual puede causar la
oxidación del colesterol y de esa forma ser “menos saludable”.



Los aislados de suero, una forma purificada de proteína de suero, tiene
mucho menos colesterol, lo que lo hace más saludable para el consumo.



LA LECHE DE VACA TIENE


  • 20% de proteína de suero

  • 80% de caseína


LA LECHE HUMANA TIENE



  • 60% de proteína de suero

  • 40% de caseína


¿Esto significa que los humanos en crecimiento necesitan más suero? ¿La
naturaleza les da a los bebés beneficios adicionales para su salud?



Debes saber que la proteína de suero es una
proteína superior para ganar músculo y recuperarte de los entrenamientos. Lo que tal vez no sepas es que también tiene muchos
otros beneficios que van más allá del desarrollo muscular.



La proteína de suero consiste en muchos factores de proteínas con
actividad biológica y no es simplemente una fuente de aminoácidos para
el crecimiento muscular.

 
 

Diabetes y obesidad temprana


Un artículo de Obesity Review resumió varios estudios sobre los
beneficios del consumo de proteína de suero en los trastornos
cardio-metabólicos. Estos trastornos incluyen varios aspectos del
síndrome metabólico, el cual se caracteriza por presentar un perfil de
colesterol y lípidos no saludables, alta presión arterial, intolerancia a
la glucosa y aumento de la inflamación corporal.



Uno de los componentes más preocupantes del síndrome metabólico es la
intolerancia a la glucosa, ya que esencialmente, es un precursor de la
diabetes. La diabetes es una enfermedad donde los altos niveles de
azúcar en la sangre básicamente “caramelizan” algunos tejidos. El
resultado final son las enfermedades vasculares, fallo renal, disfunción
nerviosa y pérdida de la visión, entre otras cosas.



Uno de los problemas subyacentes que lleva a la elevación del azúcar en
la sangre es la falta de sensibilidad a la insulina, el trabajo de la
insulina es llevar glucosa a las células, y limpiar de forma
efectiva los excesos de glucosa en la sangre.



La proteína de suero puede mejorar la acción de la insulina y limpiar
la glucosa de la sangre a través del péptido GILP (péptido que reduce
el índice glicémico). De hecho los aminoácidos individuales, tales como
la leucina, pueden actuar como potentes estimuladores de la secreción de
insulina. 

Parece haber un significativo beneficio al agregar 50 gramos
de proteína de suero a una comida alta en carbohidratos, pues se limita
efectivamente la elevación de los niveles de azúcar en  sangre al
mejorar la secreción de insulina. Este efecto es benéfico para aquellas
personas con riesgo a desarrollar diabetes.



Obviamente, como culturista, debes considerar agregar proteína de suero a
tus comidas de carbohidratos con el fin de maximizar
la secreción de insulina y estimular la respuesta anabólica.

 
Uno de los beneficios para la salud de la proteína de suero es que
podría tener un mayor efecto en la supresión del apetito que otras formas de
proteína. La evidencia para este efecto no es tan fuerte en personas
obesas como en sujetos más delgados, estudios con participantes en normopeso muestran que 45-50 gramos de suplementos de proteína de suero reducen
más el hambre que otras fuentes de proteína.

La proteína de suero también ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de la hipertensión arterial, parece que actúa a través de la acción de ciertos péptidos inhibidores de la ECA (La ECA es la enzima de conversión de la
angiotensina, la cual produce angiotensina II, una hormona que
constriñe los vasos sanguíneos y eleva la presión arterial).



Este efecto de la proteína de suero en la ECA es también de gran interés
para los culturistas de forma indirecta. La inhibición de la
angiotensina II a través del medicamento Losartán ha mostrado limitar la
fibrosis y mejora la regeneración muscular después de una lesión.
También parece limitar la pérdida de masa muscular durante periodos largos de inactividad a través de
un mecanismo que implica la activación de la vía IGF-1/mTOR, al igual
que el aminoácido leucina.



Estos datos apoyan fuertemente el uso de proteína de suero para
maximizar el estímulo anabólico para el crecimiento muscular más allá de
sus beneficios para la salud.





Perfil de lípidos: triglicéridos y colesterol

Otro gran beneficio para la
salud encontrado en la suplementación de proteína de suero es su efecto
benéfico en el perfil de lípidos. Como debes saber, los altos niveles de
triglicéridos y colesterol resultan en un incremento en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.



Ejercicio, dieta y medicamentos pueden ser necesarios para mejorar dichos parámetros en caso de estar alterados. Los culturistas que usan esteroides anabólicos
normalmente presentan perfiles lípidos deficientes, especialmente en
relación a la reducción del colesterol llamado HDL. Agregar 45 gramos de
proteína de suero a una comida disminuye la elevación de triglicéridos
que ocurre después comer.



Existe otro beneficio potencial de la proteína de suero que merece
atención. La proteína de suero limita la inflamación sistémica a través
de mecanismos desconocidos, como se evidencia en la reducción de la
proteína reactiva C y la IL-6

Esta inflamación está implicada en
el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Una forma en la
que la proteína de suero podría proveer algún beneficio es siendo
fuente del aminoácido cisteína, el cual es importante en la producción
de niveles saludables del antioxidante glutatión.



El glutatión está presente en las células y las protege de las acciones
de los radicales libres que podrían, potencialmente, causar daño y
estimular el crecimiento de células cancerígenas. 



Ahora ya conoces otros de sus efectos beneficiosos, que van mucho más
allá de su función de ser otra fuente más de aminoácidos para los músculos.Existen muchas razones
para que vayas a tu tienda de suplementos o compres online la proteína
de suero: efectos de la glucosa en la sangre e insulina, presión
arterial, colesterol y lípidos, sin mencionar el control del peso.