Hubo un tiempo en que todas las grasas eran consideradas malas. Pero hoy, se puede encontrar la cantidad de grasa en los productos que compras. Hay tres tipos de categorías de grasa que aparecen en los paquetes de producto:





Los ácidos grasos saturados


Este es el grupo de grasa que puede ser perjudicial para tu salud.


Los ácidos grasos monoinsaturados


Este grupo grasa reduce el colesterol LDL, mientras que aumenta el colesterol HDL.

Los ácidos grasos poliinsaturados


Este es el grupo de ácidos grasos que contiene la Omega-3, también conocidos como ácidos grasos esenciales (AGE).

De estos tres, sólo se han considerado que sean nocivos para su salud los ácidos grasos saturados, ya que elevan el colesterol LDL o lipoproteína de baja densidad. El término de grasas saturadas e insaturadas
proviene de la unión química de los elementos. Los enlaces químicos se
producen cuando dos átomos comparten un electrón permitiendo que se
unan.


Ahora, cuando los átomos de carbono se encuentran en la naturaleza,
tienen cuatro enlaces disponibles. Dos de ellos son absorbidos por
átomos de carbono adyacentes, dejando dos enlaces disponibles. Estos dos
enlaces disponibles, cuando son ocupados por átomos de hidrógeno, se
dicen que están saturados. Las grasas saturadas se consideran muy
estables y se encuentran en forma de sólidos a temperatura ambiente.


Las grasas no saturadas tienen un enlace con otros
átomos de carbono en lugar de con átomos de hidrógeno, por lo que se
conocen como grasas insaturadas. Estas grasas no saturadas se encuentran
generalmente en forma de líquidos a temperatura ambiente.


Alimentos con grasas saturadas


Por lo general suelen ser productos de origen animal como huevos, carnes, lácteos, etc…

Alimentos con grasas insaturadas


Suelen ser alimentos de origen vegetal y algunos de origen animal, como el aceite de oliva, nueces, almendras, pescado azul…