Como lector habitual de mis
publicaciones y de SuplementosyCulturismo, probablemente ya
conozcas muchos de los potenciales beneficios que puede tener el uso
de DHEA sobre la salud a nivel tanto hormonal como metabólico
(1), sin embargo es un suplemento casi olvidado, al menos en España
quizás por el estar catalogado como “hormona” y bueno, por ser
un poco más complicado de conseguir que la típica Creatina o
Citrulina malato.

Hoy vamos a hablar de los efectos
beneficiosos que puede tener el uso de DHEA sobre un determinado
marcador, la CK.

En el siguiente estudio (2), se reclutaron a
16 jóvenes estudiantes con una media de edad de 19 años y un IMC de
22,5kg/m2 y lamentablemente no realizaron “ningún tipo de
entrenamiento físico durante al menos 3 meses antes del experimento”
(lo cual es una pena, porque obviamente reduce la importancia de los
resultados, ya que una persona normal nunca tomaría 3 meses de
descanso), en el transcurso del cual tuvieron que completar un
régimen de entrenamiento de 5 días (ver imagen 1). Recuerda que puedes hacer clic en las imágenes para agrandarlas.

Imagen 1: Protocolo de entrenamiento seguido por los suejtos del estudio

Mientras
que los sujetos del grupo de control recibieron cápsulas de 2×50 mg
con harina, los participantes del brazo activo del estudio
suplementaron 2×50 mg de DHEA
en el desayuno y la cena. Se
midieron los niveles séricos de insulina, DHEA-S y testosterona, así
como la creatina quinasa (CK) y el dolor muscular de aparición
retardada (DOMS) cada 24 horas.
Como puede ver en la imagen 2,
la suplementación con DHEA conduce a un aumento rápido pero no
totalmente sostenido en los niveles de DHEA-S, que estuvo acompañado
de un aumento estadísticamente significativo en la testosterona
total solo durante los primeros 2 días de tratamiento. 
Imagen 2: Niveles de DHEA-S y CK de los sujetos del estudio

Luego ya dejo que decidas cual es la
probabilidad de que la caída en los niveles de DHEA-S en el
día 3 sean consecuencia del entrenamiento de carrera adicional
añadido, el cual Liao et al. Afirman que se incorporó para
“aumentar la magnitud del daño muscular”, debería ser obvio que
la reducción en la elevación de los niveles de CK en la sangre del
día 4, es decir, ~ 48 horas después del entreno de HIIT,
deba estar relacionado con la suplementación con DHEA.

Por otro
lado, la mejora [inducida por el ejercicio] de la tolerancia a la
glucosa después del entrenamiento físico no difirió entre los
grupos placebo y DHEA y ni los niveles de insulina en ayunas ni la
respuesta a la insulina durante la prueba de tolerancia oral a la
glucosa se vieron afectados.

Implicaciones prácticas

He argumentado numerosas veces que
necesitas limitar (pero no eliminar) el daño muscular para
maximizar la acumulación neta de proteína del músculo esquelético
inducida por el ejercicio en las inmediaciones (48h) de un
entrenamiento.

Lo que no he mencionado es que limitando la
inflamación producida por el entrenamiento excesivo e intenso,
podemos mejorar la acción de la insulina en todo el cuerpo (3, 4),
sin embargo con el presente estudio es difícil de determinar, ya que
las pruebas de tolerancia oral a la glucosa, con medición de
insulina, etc… fueron realizadas por segunda vez para comparar el
día 6, que es cuando los niveles de CK volvieron a la normalidad.

Ahora, si la suplementación a largo
plazo (por ejemplo, un año) con DHEA con una dosis de 100mg o más
por día es algo seguro, todavía queda por determinar, además del
impacto que pueda tener en una aplicación más real en el daño
muscular.
Que todos estos efectos puedan ayudarte
a entrenar con más frecuencia, ganar más fuerza, desarrollar más
músculo (menos daño) y mantenerte con menos grasa (mejora en la
sensibilidad a la insulina), debería ser obvio, y es que una
reducción de un 300% en el daño muscular no es moco de pavo.

¿Qué hay de la Melatonina?

 
Tranquilo, que no me he olvidado. Hoy
día, sabemos que la Melatonina puede ser útil a la hora de
elevar los niveles de la HC, generalmente la dosis más apropiada
para este fin es de 5-6mg, pero se pueden emplear dosis más altas,
(5).
Erika Nassar
et al. (5) decidieron determinar los efectos de la ingestión de una
dosis única de melatonina y ejercicio físico en la hormona de
crecimiento sérica, somatostatina y otras hormonas del eje de
la hormona del crecimiento/factor de crecimiento insulínico tipo 1
(IGF-1).

En el estudio se reclutaron a 60 sujetos aparentemente sanos
con experiencia en el entrenamiento (entrenamiento de resistencia
regular al menos dos veces por semana durante al menos un año)
varones [n=30] y mujeres [n=30]. Ninguno de ellos consumió ningún
suplemento nutricional (excluyendo multivitaminas) 2 meses antes del
estudio.

Fueron asignados aleatoriamente para
ingerir un suplemento de melatonina a 0,5mg o 5mg o 1 mg de placebo
de dextrosa. A medida que los participantes ingirieron el suplemento,
se sometieron a un muestreo de sangre cada 15 minutos durante 60
minutos, momento en el que se sometieron a un entrenamiento con la
prensa de piernas de 7 series de 7 repeticiones al 85% 1-RM.

En los
hombres, 5,0 mg de melatonina aumentaron la hormona de crecimiento
y disminuyeron la somatostatina antes del entrenamiento, y los
niveles tanto en 0,5mg como en 5mg de melatonina fueron mayores que
placebo después del ejercicio para la hormona del crecimiento
(Imagen 3) y menos que placebo para la somatostatina.

No se
produjeron diferencias significativas en cuanto a IGF-1. 

Imagen 3: Niveles de la hGH de los sujetos del estudio

Ahora, teniendo esto en cuenta y
sabiendo que introduciendo Melatonina antes de ir a dormir afecta
positivamente a los niveles de hGH, ¿merece la pena introducirla
durante el día de cara a nuestras sesiones de entrenamiento?, es
decir, ¿importa el timing?

Según el paper de Angelo Agnacci et al.
, sí que importa, y es que estos son los primeros en mostrar los
efectos que tendría la Melatonina si se usara en la forma en la que
sólo un retrasado mental la emplearía; 1mg por la mañana temprano.

Usarlo de esta manera, arruinaría la
sensibilidad a la insulina de al menos, las mujeres
menopáusicas, en la imagen 4 se puede ver las alteraciones
que provocaría en un test de tolerancia oral a la glucosa, lo que se
muestra en la imagen son los incrementos.

Imagen 4: Resultados del OGTT de los sujetos del estudio

Hace solo un
par de días, un estudio de la Universidad de Murcia confirmó que
este problema no se produce solo en mujeres posmenopáusicas, sino
también en 21 mujeres jóvenes y sanas (24 ± 6 años, índice de
masa corporal: 23,0 ± 3,3 kg/m2).

En dicho estudio, la prueba de
tolerancia oral a la glucosa (OGTT) se realizó en cuatro ocasiones:
por la mañana (9 AM) y por la noche (9 PM); cada una 15 minutos
después de la administración de melatonina (5 mg) y placebo en 4
días no consecutivos.

Y lo que Patricia Rubio-Sastre y sus
colegas encontraron confirma claramente los resultados que Cagnacci
et al. presentaron hace 16 años:

La administración de
melatonina afectó la tolerancia a la glucosa. Cuando se administró
por la mañana, la melatonina aumentó significativamente el área
incremental bajo la curva (ABC) y la concentración máxima (Cmax) de
glucosa plasmática después de la OGTT en un 186% y 21%,
respectivamente, en comparación con placebo; mientras que por la
noche, la melatonina aumentó significativamente el AUC y la Cmax de
la glucosa en un 54% y 27%, respectivamente.

El efecto de la
melatonina en la respuesta de la insulina al OGTT dependió de la
hora del día, por la mañana ese incremento en la tolerancia a la
glucosa se produjo al disminuir la liberación de insulina, mientras
que por la noche, se produjo al disminuir la sensibilidad a la
insulina.

Así que si deseas usar la Melatonina
por sus propiedades antioxidante o por cualquier otro motivo, será
mejor que limites su uso a las horas previas del sueño.

 Imagen 5: Múltiples acciones de la Melatonina a la hora de reducir el estrés oxidativo (7)
Por último y no
menos importante, al parecer la Melatonina puede actuar en sinergia
con otros compuestos, más concretamente con los
GHRH/GHRP,
y es que como se ha descrito anteriormente, la melatonina puede
disminuir los niveles de Somatostatina, y aunque esto por sí solo
tenga únicamente un efecto muy leve sobre la liberación de la HC,
si lo combinamos con una dosis de saturación de un GHRH, podemos
duplicar la liberación de la hormona inducida por el péptido (6),
nada mal para potenciar tu pequeño
stack
de péptidos
, ¿no crees?

Por no hablar de que por sí sola, en dosis suficientemente altas (10mg al día), tiene efectos beneficiosos sobre la recomposición corporal, tal y como podemos apreciar en la Imagen 6.


Imagen 6: Efectos a nivel de composición corporal tras 30 días de suplementación con Melatonina (8)

Y si te preocupa que 10mg pueda ser una dosis demasiado alta, no te preocupes, ya que dosis de 240mg (9) y 500mg (10) han demostrado ser seguras y no mostrar efectos toxicológicos adversos.

Referencias